Geografía Política. Espacio y Poder

Recursos para comprender el mundo del presente.

Archivo para la etiqueta “Etiopia”

Los Reinos Combatientes de Somalia.

Fuente:  elordenmundial.com

Autor: David González, 25/06/2015.

El periodo de los reinos combatientes, que abarca desde el siglo V a.C. hasta el 221 a.C., es una de las etapas más oscuras de la historia de China. Durante trescientos años siete reinos lucharon por la hegemonía del Imperio del Medio, terminando con la supremacía del reino de Qin, que acabó absorbiendo a todos los demás feudos e iniciando así una de las más famosas dinastías chinas. Su líder, Qin Shi Huang, fue enterrado en el famoso mausoleo de Xi’an, donde 8000 soldados de terracota flanquean su tumba por los siglos de los siglos.

En Somalia llevan ya 20 años de continuos combates entre múltiples facciones, de ahí el paralelismo. Por un lado el gobierno federal, apoyado por la Unión Africana y las Naciones Unidas. Por el otro una amalgama de grupos islamistas, entre los cuales destaca Al-Shaabab. Además, en el noroeste del país se halla Somalilandia, una región independentista y que lo es de facto puesto que Mogadiscio apenas ejerce influencia alguna en esa parte de su territorio a día de hoy. Pero, ¿cómo surgieron todas estas disputas? ¿Desde cuándo Somalia es considerado un Estado fallido?

Siad Barre y el “síndrome Gadafi”

Siad Barre junto con el Emperador Haile Selassie de Etiopía

Mohammed Siad Barre gobernó la República de Somalia desde 1969 hasta 1991 con mano de hierro. Tomando de modelo los países socialistas de la época, en especial la China de Mao, comenzó una serie de reformas destinadas a crear una Somalia unida y a minimizar el poder de los clanes y reforzar así al gobierno central y al partido único. Su enfrentamiento con Etiopía por el territorio de Ogadén (considerado parte de la Gran Somalia de Barre) provocó la ruptura con Moscú, quedando así como otro verso suelto más dentro del bloque socialista junto con Yugoslavia, Albania o China. Ya en la década de los ochenta, su salud se deterioró y el gobierno central comenzó a combatir cédulas rebeldes que iban surgiendo como esporas en los vastos territorios desérticos del interior.

La Junta Revolucionaria fue depuesta por el Congreso Somalí Unido, alentado por el clan Hawiye, uno de los mayores del país y cuyo epicentro se encuentra en la capital. Con la caída de Barre aparecía el “síndrome de Gadafi”, término que nos permitimos la licencia de acuñar, basado en la atomización de grandes estados tras la desaparición del nexo de unión, normalmente de corte marcial y dictatorial. Ocurrió en Yugoslavia, ocurrió en Libia, está ocurriendo en Siria y ocurrió en China con el final de la dinastía Jin. Sin Barre no había gobierno central, y sin gobierno central las diferentes facciones comenzaron a organizarse para intentar tomar el poder.

Facciones al inicio de la guerra civil en 1992

Aquellos que consiguieron acabar con más deveinte años de dictadura no consiguieron unir bajo su mismo pabellón a los demás grupos, iniciándose así uno de los peores episodios de la historia de Somalia. Al norte de la capital, el Frente para la Salvación Democrática de Somalia (SSDF por sus siglas en inglés) y el Movimiento Nacional Somalí (SNM) se negaban a aceptar a la nueva autoridad mientras que en el sur el Movimiento Patriótico Somalí (SPM) también la rechazaba. Pese a los intentos de negociar una alternancia de poder entre los distintos grupos, los nuevos señores de Mogadiscio se negaban a cederlo a nadie. El SNM utilizó este pretexto para declarar su independencia, de la cual hablaremos más tarde. Mientras, en el resto del país, se lograba un acuerdo en Djibouti cediendo el gobierno interino a Ali Mahdi Muhammad, cabeza visible del Congreso Somalí Unido (CSU), el cual debería encabezar una transición hacia la democracia. Pero si ya había sido difícil obtener un pacto entre los clanes y las facciones, Mohammed Farrah Aidid, señor de la guerra y persona de gran poder en el CSU, se alzó contra el nuevo presidente y lanzó una serie de durísimos ataques contra el recién estrenado gobierno en el sur de Mogadiscio. Entre 1991 y 1994 se calcula que murieron más de 250.000 personas ya fuesen víctimas del hambre o de la guerra.

Las Naciones Unidas enviaron un primer contingente bajo el nombre de UNISOM con el objetivo de mantener la paz, pero tanto Aidid como Muhammad no estaban por la labor. Los combates continuaban y las facciones se iban uniendo y desuniendo según se decantaba la balanza de poder hacia uno u otro bando. La UNISOM era incapaz de mantener la paz y los señores de la guerra se hacían con el control de todo aquello que los organismos internacionales enviaban a la zona – tal y como se puede ver en la película de Ridley Scott “Black Hawk Down”, basada en el libro del mismo título escrito por Mark Bowden –.

Artículo completo.

 

Mapa de los desplazados en el Cuerno de África.

Fuente: reliefweb.int

Download PDF (592.89 KB)

Diferencia Eritrea/Etiopia.

Via Scoop.itNuevas Geografías

Article lié : Une « drôle de guerre » : des frontières entre l’Érythrée et l’Éthiopie…
Via ceriscope.sciences-po.fr

Navegador de artículos