Geografía Política. Espacio y Poder

Recursos para comprender el mundo del presente.

Un conflicto abierto: Cabinda.

Cabinda es una de las 18 provincias que componen el estado de Angola, separada del resto del país por una franja de 60 kilómetros perteneciente a la República Democrática del Congo. Ocupa tan sólo una extensión de 7270 km2 y en ella viven unas 300.000 personas. Sus fronteras se encuentran rodeadas por la República de Congo al norte y la República Democrática del Congo al sur. El territorio cabindeño se ha convertido en un enclave de relevancia para Angola, especialmente por su producción petrolífera, ya que abarca el 60% de la producción total del país. Sin embargo, en la provincia existe actualmente un sentimiento independentista que lleva varios años en activo, sobre todo a raíz de la independencia de Angola en 1975 y que reclama, entre otras cosas, mayor inversión en la zona.

Este territorio se ha convertido en un enclave de interés nacional para Angola, esencial por las riquezas que guarda bajo el suelo y en el fondo marino, pero también es un territorio clave para otros países en la esfera internacional; unos pugnan por su independencia y otros porque siga perteneciendo a la República de Angola. Sin embargo, el interés que suscita la región viene de largo y los primeros en mostrarlo fueron los portugueses, ya en el siglo XV.

Los europeos llegan a la costa

African-civilizations-map-pre-colonialDesde el siglo XV el reino de Portugal va a desarrollar una expansión marítima por todo el litoral africano, llegando a la desembocadura del río Congo, donde se encontraba uno de los reinos costeros más poderosos de la región y que ocupaba buena parte de la provincia actual de Cabinda. El reino de Kongo, también conocido como el reino de los manikongos, va a fortalecer durante años sus relaciones con Portugal (que estaba interesado fundamentalmente en el comercio), hasta tal punto que sus reyes adoptaron nombres portugueses y se convirtieron en buena medida al cristianismo.

Sin embargo, a lo largo del siglo XVI, el reino portugués va a ir cambiando sus intereses en la zona, creando alianzas con Kongo y a la vez con los reinos y pueblos vasallos, jugando básicamente con el principio de divide et impera. Desde esos momentos Portugal mantendrá unas importantes relaciones con los pueblos Loango, Kakongo y Ngoyo, pueblos que se asentaban en la actual Cabinda y que fortalecieron las relaciones posteriores y el papel de Portugal en la región.

Sin bien no sólo los portugueses se asentaron en las costas de Cabinda y en la desembocadura del Congo, ingleses y holandeses, entre otros, fundaron enclaves comerciales en la zona, sobre todo para obtener esclavos y productos madereros, así como aceite de palma. En los siglos siguientes la llegada de europeos se fue incrementando, creando un clima de tensión entre los reinos y pueblos de la región, pero también entre los europeos que se enfrentaron por mantener la hegemonía de la zona.

Artículo completo: elordenmundial.com

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: